viernes, 6 de noviembre de 2009

Hija de papá

En mi casa, aunque mi madre se niegue rotundamente, su favorito era mi hermano. El disfruto de comodidades que yo jamas goce. Claro, la situacion economica en aquel entonces era distinta, pero cuando se podia, tampoco me otorgaron esos beneficios. Mis padres viajaban cada 15 dias para llenarle la nevera, le buscaron un sitio para mudarse, lo acompañaron, le bajaron sus cajitas, las acomodaron y lloraron al despedirse.

Cuando me mudo para caracas, nadie me despidio, de hecho recuerdo que lo ultimo que escuche de mi papa al salir por la puerta fue "mira muchacha el caraj..." ya que me habia visto un tatuaje que me habia hecho a escondidas.

Vivi con mi hermano durante unos 3 años, quizas menos. El se caso y yo tuve que mudarme a una habitacion. Mi cuñada me dio el numero de un señor que hacia viajes, y le pague, me mudo, busque mis cajitas, busque mi habitacion, en fin...completamente sola. De hecho, mis padres no supieron donde vivia sino al cabo de un año, cuando tuvieron la amabilidad de irme a buscar para ir a cenar.

Yo he estado consciente que le tienen cierta preferencia por ser el mayor, el que se graduo con honores, y el que nunca les hizo frente. Yo siempre fui llamada "rebelde" por tener ideas propias, opiniones personales, y un caracter de mil demonios. Si hubiese pasado decadas atras, seguramente me hubieran catalogado como bruja y habria sido quemada en la hoguera.

Al principio esto me molestaba muchisimo, siempre las discusiones con mi hermano eran de que el era una marioneta de papa y mama, y el decia que yo nunca queria escuchar lo que me inculcaban y por eso no avanzaba. Hoy en dia creo que ambos teniamos razon.

El año pasado, mis padres me piden el favor de que me quede cuidando la casa, porque ellos se irian de viaje. Yo con gusto accedi, me encantaba quedarme sola en la casa. Invite una amiga, y nuestra mayor travesura fue bailar de alegria a las 3 de la mañana en la cocina, porque habia un plato sucio del almuerzo aun encima de la mesa y mi mama no estaba para gritarnos. Si, estabamos conscientes de lo tonto que luce, pero para nosotras, fue como burlarnos de la tirania.

Ella se acosto, y yo no podia dormir. Sali del cuarto y comence a caminar. Fui hasta el cuarto de mi hermano, y vi lo meticuloso que lo mantenian. Aun sus juguetes (los mios los donaron, botaron y hasta la perra se llevo un tajo de ellos) una que otra foto, la cama estaba intacta como la dejo cuando fue de visita, su ropa, todo estaba ahi. Me dio coraje con mi madre, pues mi cuarto funciona como su deposito personal: la ropa para planchar, las sabanas para doblar, la ropa limpia sin acomodar...

Segui caminando, habian detalles de pedro por toda la casa, de su hijo, de su esposa...y yo...donde estaba? si buscabas alguna foto mia, siempre mi hermano estaba en ellas. Comence a preguntarme, si mi mama algun dia me aceptara como soy y me incluira en su vida de esa manera.

Hay unas puertas, que van hacia la biblioteca de mi papa. Nadie entra, solo yo y para buscar un libro; luego debo asegurarme de colocarselo en su sitio, pero nunca me paso el tiempo suficiente, porque se enoja muchisimo cuando alguien entra. Tiene 4 estantes aproximadamente. Entrar ahi para mi es magico. Huele a mi papa. Siento en el aire su presencia. Casi puedo verlo observarme como toco sus preciados libros y luego quejarse porque se los movi.

Me fije en las puertas que dan hacia la biblioteca, y fue como si nunca habia entrado antes. Al encender la luz lo vi:

Mi lugar en la casa.
Las paredes, cubiertas de fotos mias, desde que tenia 4 años, hasta de mi graduacion. Algunas que el suele tomarme de sorpresa mientras estoy hablando. Son las fotos mas reales que puedas conseguir. Diplomas, el trofeo de mi festival de canto...todo ese cuarto, su espacio personal, era dedicado a mi.

Camine un poco, y las lagrimas amenazantes me nublaban un poco la vista. Nunca habia estado tanto tiempo en la biblioteca como para notarlo...
Abri una gaveta, y habian hasta fotos miniaturas de mi. Unas que yo solia tomarme con una camara instantanea pero de tamaño carnet.
Agarre un album de fotos, y habian fotos que yo creia perdidas: un rollo dedicado a mis compañeros de clase, cuando la fotografia estaba comenzando apasionarme, y papa me habia regalado una canon profesional antigua, que fue de hecho su primera camara. Al sentarme en su sillon del escritorio, aun con el album en mi regazo, algo resbalo. Era una carta, en un sobre azul con flores. Me lleve una mano a los labios porque sabia que era:

"Papa, te prometo que cambiare, y sere la niña que tu quieres que sea. te amo"

Tenia 13 años cuando escribi eso. Y ciertamente cambie, mas no se si en la niña que el queria que fuera. Me senti mal...porque habia perdido tanto tiempo peleando contra ellos, cuantas lagrimas derramadas innecesariamente, cuanta felicidad que pudo ser y no fue, cuantas sonrisas murieron por darle importancia a lo que no lo tiene.

Intente colocar todo como estaba, pensando que tal vez mi madre jamas me aceptara...pero papa nunca dejo de quererme solo porque no soy la muñequita de porcelana que me quisieron convertir. Siempre sonriente, siempre educada, siempre perfecta. Lejos de eso, soy un torbellino de emociones, soy feminista, liberal y conservadora, rebelde con causas y sin ellas, enamorada del amor, soñadora, amable pero cruel a veces, exigente pero comprensiva...

Tal vez no estoy plasmada en toda la casa, pero estoy en el lugar mas importante para mi.

Coloque todo en su sitio y me levante suavemente de ese sillon, que por un segundo senti hundirme dentro de el. Antes de apagar la luz lance una ultima mirada de reconocimiento; baje la cabeza, y mis lagrimas, contenidas durante mucho tiempo, comenzaron a deslizarse silenciosamente...saliendo del cuarto y cerrando las puertas de madera consigo, y pensando...en como debe doler entrar en ese cuarto ahora, y no poder tomar el tlf para llamarme, porque su orgullo es demasiado grande.

Aun cuando no nos hablemos casi hoy en dia
Aun cuando mama quizas le diga cosas y eso alimenta ese orgullo innecesario
Aun cuando en el fondo papa solo tiene miedo a que yo lo desilucione

El me ama. Y yo no podria estar mas orgullosa:

De ser la hija de mi padre.




Para esta entrada: Jesse Spencer - Molly smiles

5 comentarios:

Nobody dijo...

Mierda... que arrecho :'(!!!! me dio todo el sentimiento y la nostalgia del mundo, se que quiza lo que te diga no caiga en tierra fertil, pero aprovecha a tu viejo. Nunca sabes cuando dejara de estar ahi....

Hermoso post.

carly dijo...

Se a lo que te refieres, y ten un poco mas de fe quieres? que tus consejos si se absorven :3 sabes cuanto lo extraño...

ELWIMG dijo...

Si tu padre leyera esto se daria cuenta que esa niña rebelde ha pasado a ser una mujer de pies a cabeza, segura de lo que quiere, valiente, llena de convicciones modernas y sobre todo con un corazón enorme, si tu padre te leyera... Se sentiría orgulloso...
Enhorabuena Carly!!
Besazo.

PD: Yo también soy bruja pero ahora llevamos aspiradora, somos modernas...Jajaja.

Yorhans dijo...

me gusto lo que escrbiste no negare que se escaparon unas cuantas lagrimas XD!y si me dio sentimientos >.>...

LaMorocha dijo...

Creo que este ha sido el post en el que más sentimiento me produjo...