viernes, 20 de junio de 2008

Asquerosamente Honesta

Honestamente, es dificil concentrarse cuando tu mente divaga tanto por las cosas de las que uno se entera. Es dificil concentrarse luego de que escuchaste cosas que no deseabas escuchar; luego de que se hagan realidad tus temores, y tus sueños se van apagando...por la misma razon de no poder evitar que naden en mi mente esos recuerdos, demasiados frescos como para reprimirlos. Yo vivo constantemente reprimiendo recuerdos, pero a su vez una parte de mi siempre me obliga a recordarlos, quizas sea porq sin esos sucesos, sin la experiencia aprendida, dejas de ser lo que eres ahora. Muchas personas solo dicen las cosas malas que hay en mi, y no los culpo, no es q hayan mas cosas malas q buenas, si no que el ser humano es de por si dañino. y muy pocas veces dira cosas buenas desde el fondo de su corazon, y cuando lo hace...uno lo sabe, y prefiere ignorar esos comentarios o tomarlos en broma, para ocultar el brillo de una lagrima resbalandose en la mejilla. Mis padres, por ejemplo, hace mucho tiempo que no me hacen un gesto amable. Un abrazo cuando nadie mira, una palmada en el hombro, un "no importa lo que hagas siempre te amare". Un simple te quiero y un beso es suficiente...

Pese a los que creen cual es la direccion de esas palabras, dire q yo no culpo a mis padres por ser quienes son conmigo. Tal vez fui un poco traviesa, o mejor dicho, mi gran problema es que fui y soy, asquerosamente honesta. Siempre dije lo que pensaba, cuando no estaba de acuerdo con algo la primera en reclamar y exponer su punto era yo. La primera en juzgar cuando las cosas no se hacian bien, o cuando el concepto de "bien" de mis padres no era el mismo al mio...

Rebelde. Asi me catalogaron de por vida. Rebelde por serle fiel a tus creencias, por perseguir un sueño a costa del mundo y parte de saturno, por mas absurdo que fuese, por amar de diferentes maneras, y nunca temer al amor; Por dejar bien en claro lo q me gusta y lo que no. Por darle la importancia necesaria a cada cosa segun mi criterio personal, es mas , TENER criterio personal, es algo que aparentemente no es aceptado en mi casa. Y si eso es ser rebelde bueno...yo si! y que? al fin y al cabo es mi camino que eligo seguir o descansar durante el trayecto.

Hoy deje de perseguir un sueño. Y me da algo de tristeza. Mi sueño era que mis padres me aceptaran por quien soy, que me amaran sin condiciones ni criticas, que sonrieran al verme, que no les diera verguenza presentarme ante sus amigos, que me escucharan mas, y me juzgaran menos...y es doloroso, cuando pierdes el deseo.

Alguien me dijo una vez "tu gran problema es que esperas demasiado de los demás, aprende aceptar y no a esperar". Y tiene razón, es tonto esperar que si eres bueno con los demás, tambien serán buenos contigo. Es tonto esperar, que cuando hubo problemas, tal vez ambas partes se sienten igual de mal y buscaran arreglarlo. Es tonto esperar...¿no?

Yo ya no espero nada. Yo seguiré en el mismo lugar, entre estas cuatro paredes que asfixian, en esta jungla de edificios, en esta sociedad tan hipócrita, y si desean entrar a mi vida, yo les dejo la puerta abierta. Tengo que dejar de esperar. Tengo que aceptar lo inevitable, tengo que dejar de justificar lo que no puede justificarse. Asi son las cosas. Algun día decidirán escuchar estos gritos que tanto han ahogado. Yo si los amo. Sin importar nada.

1 comentario:

YaneR dijo...

Es difícil Carly. A nuestro veintitantos pedir afecto a nuestros padres. Puede ser que nosotras no seamos la del problema, sinó nuestros abuelos o sí, puede que ellos mismos y la vida que tuvieron. Es como todo. No pretendamos que a estas alturas se vuelvan comprensibles. Yo me he agotado de tanto hablar con mi mamá. Ganarme esa confianza que desde los trece años perdí y que ella la había perdido conmigo desde mucho antes. Pero bueh, espero que más adelante sepa que estamos en otros tiempos y todo cambia. :)