domingo, 9 de mayo de 2010

Las manos de mi madre



De esos aromas que saben a recuerdo, muchos tienen que ver con mi mama.
Hablando con nobody en estos dias recorde muchas de esas cosas que tenia olvidadas. Por ejemplo el jugo casi tibio de parchita que nos servia, y el sandwich demasiado frio. El olor a panquecas tibias con miel fria. Nada de esto tiene sentido verdad? esas eran algunas de las singularidades de mi mama. Lo que pasa, es que mi mama se levantaba a las 4 am mientras nosotros nos levantabamos a las 5. Viviamos en un campo petrolero y de ahi las horas inusuales para levantarse. Acaso le pedirias a tu mama que calculara mejor el tiempo para que tu desayuno no estuviera practicamente al reves?

Mama cuando esta contenta es como una niña. Sus ojos brillan con una felicidad tan infinita...es una lastima que es a mis 26 que realmente he podido disfrutar de estas cosas. Pero como siempre digo, todo pasa por algo, quizas antes no hubiese sido capaz de atesorar cada momento como lo hago ahora.

A veces me vuelve loca, con su tenacidad para saber cuando me pasa algo e inmiscuirse cuando todo lo que quiero es estar sola y resolver mis dilemas. Muy en el fondo creo que ella lamenta el que yo haya sido tan independiente en ese aspecto.

Nunca fui la niña de porcelana que ella esperaba. Lo lamento mami, pero vine a este mundo a dejar mi huella, no a caminar entre la gente.

Siempre lucho por protegerme, por darme mis medicinas, por hacer su papel de madre.

Mi madre es una mujer muy inteligente. Aunque la tecnologia se la coma a veces y eso termina causandome muchisima risa, y ella molestandose conmigo.

Ella dejo su trabajo cuando naci. Se dedico a cuidarnos a mi hermano mayor y a mi desde entonces. A veces me pregunto si ella lamento eso...

Ella era bellisima de joven. Y aun a su edad sigue siendo una mujer muy linda: su cutis es mejor que el mio, y los dos embarazos solo dejaron secuelas que considero normales, es quizas mas delgada que yo, coqueta, con sus gustos que son tan de ella, con aroma a perfume dulce, y crema corporal.

No importa lo que hagas, ella siempre, bajo cualquier concepto, tendra la razon.

Sus manos es lo unico que revela algun sintoma de vejez. Resultado de lavar a mano nuestra ropa para que nos durara mas. Hacernos las piñatas. Batir tortas. Hornearnos galletas. Lavar los platos. Limpiar la casa. Esas manos te cuentan historias, la de nuestras heridas, cumpleaños, peleas, y las suyas...sus gustos, sus hobbies, sus lagrimas a escondidas por pelear con nosotros, su lucha constante por hacer de mi hermano y de mi, personas excepcionales.

Sus manos siguen trabajando hoy dia. Considero que jamas dejara de hacerlo. Agradezco a dios porque aun cuando no siempre estamos de acuerdo, ella ha sido el pilar de mi fe, fue la que me enseño "todo pasa por algo", que debemos depositar nuestras fuerzas en nuestro trabajo, y nuestra fe en Dios.

Te amo mami, aun cuando no vayas a leer esto porque no sabes que tengo un blog. Esta ha sido mi manera de materializar poco a poco mi sueño, y ahora formas parte de el.

No soy igual que mi madre (solo en pocas cosas) sin embargo, aplaudo su camino recorrido.

Me encantan las manos de mi madre, nos recuerda que el amor hay que trabajarse constantemente, y es por amor, que trabajamos por el.


1 comentario:

Yeni! dijo...

Es que simplemente todas las madres son unicas... ;)
Muy lindo! Saludos