domingo, 23 de noviembre de 2008

Llegada

Cada vez que de su boca salían palabras solo queria golpearle, correr huir de esta ciudad, de este planeta! solo correr...corerr hasta que mis piernas perdieran sensibilidad..huir de la falsa calma de la rutina, de la verguenza que me acecha...de un falso sentimiento, de querer convertirme en alguien q por el momento no soy...

Suena un poco trillado y tal vez desesperado...pero sencilamente no tenia ningun animo de verle la cara, y de siquiera dejarme seducir por los recuerdos, porq la mente es una cosa seria, solo recuierda lo que quiere recordar; menos mal q al hablar, esa venda de celofan desaparecia y volvia a la vida, con el mismo odio y rencor de siempre. Bueno, no te odio...pero no te soporto. Me pregunto porq fui tan ciega y desperdicie horas, meses, años de mi ida buscando justificarle, solo para mendigar esas migajas de amor.

1 comentario:

YaneR dijo...

Esas relaciones así hay que dejarla correr. Siéntate, muestra calma y fúmate un cigarro. :)