jueves, 21 de octubre de 2010

Recuerdos

Ayer recibi un paquete por correo. Era (finalmente) mi celular que habia dejado en tu casa.
Esperaba mi paquete con ansias. No solo porque extrañaba mi celular, sino porque siendo un poco troll conmigo misma, me preguntaba, sera que ademas de mi celular me enviara tranquilidad? me devolvera el tiempo que perdi? el amor y la felicidad que gaste en el? el nobo que me enamoro ya no existe, o quizas para mi temor, jamas existio.

Tal vez estoy siendo injusta, claro que existio...el entumecimiento que ocasiona ilusionarse nos hace crearnos espectativas. Al enamorarnos nos transformamos, y dependiendo de que tipo sea ese amor, hasta nos saca lo mejor de nosotros. No se si al comienzo saque lo mejor de ti, pero si es cierto que usaste la mejor tecnica para desarmarme y caer rendida cual tapete en tus pies, el cual luego le pasarias por encima cuantas veces quisiste. No de manera directa, eres todo un experto en lo que pasivo-agresivo se refiere.

Recibo mi paquete con algo de sueño, la noche habia sido algo dulce y larga.
Lo vi algo grande para lo que yo esperaba. Al abrirlo, estaba como una especie de bolsita negra de tela, el cual fue en algun momento, el estuche donde vino sus zapatos. Recuerdas esos zapatos nobo? los compramos aquel dia cuando fuimos a comprar ropa para ambos, luego pasamos por aquel restaurante italiano que descubrimos por pura casualidad...si...esa bolsita me lleno de recuerdos.
La saque con cuidado del empaque de MRW, y no fue una sorpresa encontrarme con el olor de tu perfume. Ese que te aplicas todas las mañanas para ir a trabajar.
Casi deje de percibir las formas de aquello que la bolsita guardaba, unas lagrimas curiosas y atrevidas buscaron asomarse, aun cuando no les habia dado permiso de hacerlo.

Senti un ligero agite dentro de mi pecho
"Mi taquicardia de siempre" pense. Luego medite: las taquicardias casi desaparecieron desde que me fui de tu casa. No mas angustia, no mas desconfianza, no mas dolor.
Dentro estaba esa camisa infame que tenia semanas buscando; recorde que la tenia al verla mientras borraba fotos del condenado facebook, y veia mi cara de felicidad a tu lado.

Un collar, unos zarcillos y finalmente mi celular. Nada mas. No habian botellitas con aquella paciencia gastada y perdida en ti. No habian cupones que me devolvian el amor menospreciado. Ni pastillas para hidratarme despues de tantas amargas lagrimas.

Sin embargo a quien engaño? no esperaba nada mas de ti.

Recuerdo una vez que estabamos acostados jugando...yo en eris laptop y tu en eris pc. No recuerdo bien el porque te lo dije, pero si recuerdo que mi mente volaba hacia un lugar que no estabas tu. Un lugar donde era libre, y alguien me daba las respuestas que buscaba con desesperacion. Te dije: "Tal vez no sea perfecta, pero para alguien seguro lo sere".

Y ahi lo supe...no habia nada mas que decir.
Solo era cuestion de tiempo y agallas.
De dejar a aun lado el orgullo inclemente, que me exigia el descubrir si tenia razon...o no.

Y a mi mente volaron los recuerdos toda la tarde.
Me pregunte, entre muchas cosas, si habiamos sido genuinamente felices.

Fuimos felices, si...
Fuimos lo suficientemente felices como para comprobar que clase de felicidad quiero para mi. Lo importante, y lo unico que debe ser relevante, es que esa felicidad no es a tu lado.


3 comentarios:

Yeni! dijo...

"Tal vez no sea perfecta, pero para alguien seguro lo sere".

Estoy seguro de eso...
Y fue bueno mientras duro o algo así supongo... lo importante es lo aprendido y lo vivido el resto dejemos celo al pasado...

Carly que bueno que este por aquí!
Saludos!

carly dijo...

Me tenias abandonada! D: que bueno tenerte por aca yeni!
Y la verdad si...fue bueno mientras la etapa "buena" existio. Todo pasa por algo, la felicidad esta ahi, muy cerca lo se! casi puedo saborearla!
Un abrazo!

LaMorocha dijo...

Uno no termina de saborear la felicidad cuando ya lo andan dejando a uno. Es que, los hombres ¿qué se creen?.